I. 
 
II. 
 
 
  IV. 
 
V. 
 
VI. 
 
VII. 
 
 

 
II. "El Rey de los Supermercados"
 

    Si alguien tiene la oportunidad de visitar Lima, capital del Per? por cierto hallar? el aviso comercial "EWONG (El Rey de los Supermercados)", en letras rojas sobre un fondo blanco, en las cajas de luz. En la carretera Panamrica, la Av. La Unidad del centro de la ciudad y los cruces de caminos, est?a veces junto al to sonriente Kentucky y el gorro rojo de la pizza, ambos que se notan en todas partes del mundo. De tanto verlo, si el forastero averigua qu?seal es, se le contesta con orgullo que es la mayor y mejor cadena de tiendas de Lima y que "es propiedad de unos chinos cuyo padre es el respetable Sr. Huang Binghui, llegado de Guangdong".

    Histricamente, los inmigrados chinos pasaron por un proceso tejido de sangre y lgrimas. En 1849 arrib?al Per?el primer grupo de culs bajo contrata. Algunos murieron en los barcos conocidos como "infiernos del mar" antes de llegar, otros trabajaron en las fincas como esclavos y otros cayeron muertos bajo la opresin cruel. Los chinos que sobrevivieron al plazo de contrata de ocho aos, vivan a duras penas vendiendo bebidas de t?frescas, man?o carbn de lea. En 1940, tras largas dcadas de forcejeos, la mayora de los chinos se zafaron de la vida de vendedores de la calle abriendo pequeas tiendas miscelneas y mandaron a los hijos a la escuela con los ahorros difcilmente juntados. El padre de Huang Binghui fue el primero de su clan en llegar y sufri?lo indecible. En 1942, Huang Binghui tena ya dos tiendas miscelneas en Lima. As?fue cmo sus cinco hijos varones pudieron recibir educacin y se graduaron de la Universidad de Ingeniera, la Universidad de Agricultura, la Universidad Catlica y la Universidad de Lima, respectivamente. Tras 40 aos de manejo de tiendas pequeas por el padre, los hijos aprovecharon sus conocimientos aprendidos de administracin de negocios para crear supermercados modernos.

    Cuando llegamos de visita al supermercado EWONG, el coche dio una vuelta alrededor del edificio pero sin encontrar ningn puesto desocupado. Vimos a los empleados de gorros altos y vestidos de rojo y blanco a la indgena, seguidos de clientes mujeres de tacones altos, llevando los paquetes de compras a los coches en el parqueadero. Nos embarg? la envidia por estas mujeres al recordar cunto suframos en Beijing saliendo de los supermercados y cargando las compras al hombro y en las manos. En el tope del edificio colgaba un anillo grande de seda en rojo y blanco, colores de la bandera nacional del Per? el cual, suntuoso y festivo, demostraba el cuidado y la sabidura del diseador.

    Entramos al supermercado por la puerta trasera. El primer piso es el lugar donde descansaban los proveedores de mercancas, quienes estaban ocupados en llamar por telfono, usar calculadoras y saludar y conversar. El gerente del departamento de clientes nos acompa escaleras arriba, a las oficinas. De una sola mirada camos en la cuenta de que era un joven cantnes. Pero nacido en el Per? hablaba slo espaol. En su tarjeta de presentacin se lea un nombre muy largo terminado en una slaba separada, "Lao", transcripcin del sonido de su apellido en cantons. Por ende, su apellido debera ser "Liu" en chino normal. En una sala de reuniones nos recibi?el dirigente de EWONG, el hermano mayor de los Huang. Era un hombre flaco y alto, de pelo corto, y usaba gafas. Sonriente, sencillo y modesto, pareca un ratn de libros. Sus hermanos y l, dijo, dedican todas las energas y recursos al supermercado, pero viven con frugalidad y an no han comprado casa. No satisfechos con slo mantener a la familia y vivir bien, lo que era el anhelo de la generacin de sus padres, buscan abrirse el camino y realizar sus valores personales. Por fin, en 1983, cuando vieron madurar la oportunidad, abrieron decididamente su primer supermercado dndole el nombre de EWONG.

    Ahora los Huang tienen 14 tiendas de cadena en varias ciudades. En 1990, con el intento de atraer al supermercado tambin a las capas de ingresos bajos, abrieron una supertienda nueva, el Metro, nombre sonoro y fcil de leer. Hoy da, el Metro es una cadena de cinco tiendas. La EWONG gana a los consumidores por su servicio de primer orden y el Metro los gana por precios bajos. Segn Huang, el xito de l y sus hermanos se debe a los conocimientos de administracin moderna y, en segundo lugar, a que crecieron en las tiendas miscelneas del padre y por eso tienen experiencia y visin. Dijo que si se quiere manejar bien un supermercado, se debe comprender qu?significa el negocio, es decir, comprender la psicologa del cliente, saber qu?mercancas necesita y tratar de surtir la tienda con ellas, pero de mejor calidad, y venderlas a precios mdicos. En segundo lugar, es preciso contar con un personal bien calificado, descartar el modo de gestin tradicional basado en la propia familia, nombrar a las personas de mejor talento y pagarles salarios altos. En tercer lugar, hay que ofrecer servicios buenos. En otras supertiendas de Lima los empleados cobran propinas a los clientes si les ayudan a llevar o enviar las compras. Pero este servicio de la EWONG es gratuito. No hay que subestimar esta prctica porque muchos clientes vuelven a hacer compras. Das despus, entramos en la EWONG siendo clientes. No lejos de la puerta estaba un demostrador de comida de autoservicio; en el rea de hortalizas llamaba la atencin un catlogo de vegetales de estacin, y haba lavamanos donde el cliente tena que escoger las hortalizas con mano; en los estantes de mercancas estaban los telfonos conectados con la mesa de informacin, as?que, si el cliente tena duda de la calidad o precio de alguna mercanca, poda averiguar sin moverse del lugar; y si se reciba una queja por alguna mercanca, se revisaban todas las de la misma clase o se las cambiaba. Caminando por entre las cerca de 30.000 mercancas diferentes de la EWONG, dije para mis adentros: si yo viviera en Lima, cmo podra no comprar en la EWONG?

    Lamento no haber podido ver al anciano Sr. Huang Binghui. O?decir que es un gran amante del ftbol. En esos das estaba ocupado viendo por televisin la Copa Mundial. Las tres generaciones de los Huang han abierto su camino y siguen yendo adelante. Su experiencia es una miniatura de la vida y el desarrollo de los chinos en el Per?

 

    

 
ɫݺ_ɫ_ɫ_ÿ_ȥҲۺav <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <֩>| <ı> <ı> <ı> <ı> <ı> <ı>